Categorías
Tecnología financiera

¿Qué es el robo de identidad y cómo evitarlo?

Además de la delincuencia común, robos, asaltos, entre otros delitos que han ido creciendo uno de ellos es el robo de identidad.

Conoce cómo puedes prevenir el robo de identidad.

Millones de seres humanos nos conectamos a un sistema de información, vivimos en una realidad virtual donde convivimos, enviamos y recibimos datos a través de la red, únicamente navegamos observando las imágenes e información sin prestar mucha atención.

Las personas en promedio realizan semanalmente 9.6 actividades en el mundo digital y la cifra aumenta gracias a las redes sociales, el e-commerce y servicios de streaming para ver películas y escuchar música. Si no estás protegido mientras navegas en la web la información puede ser sustraída de los datos que compartes, de cuentas, de compras online, esto puede terminar en robo de identidad.

Los datos sobre inseguridad mencionan que cinco de cada diez personas ha sufrido el robo de su cartera sin violencia, el 23 por ciento en más de una ocasión, seis de cada diez personas han extraviado la cartera y el 34 por ciento lo han hecho más de una vez.

Las empresas tienen especial interés en nuestros datos, pero desafortunadamente también valen los delincuentes. Además de la delincuencia común, robos, asaltos, entre otros delitos que han ido creciendo uno de ellos es el robo de identidad.

El robo de identidad es cuando una persona se hace pasar por nosotros o usurpa una identidad o la crea para poder cometer un delito, este ilícito nos puede generar desfalcos, extorsión, calumnia, fraudes, etcétera.

De acuerdo a las cifras de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) el robo de identidad creció 25 por ciento entre 2017 y 2018, alcanzando más de tres millones de casos en nuestro país, pero ¿qué es el robo de identidad? Es cuando una persona obtiene y utiliza los datos personales de otra, esto  para hacerse pasar por ella obteniendo un beneficio ilícito. Entendamos que datos personales podrá ser cualquier combinación como nombre, domicilio, números de cuenta, fotografías o huellas digitales que permiten identificar a una persona.

Entre lo que pueden hacer con tus datos personales destaca: hacer compras con cargo a las cuentas bancarias de la víctima, por lo regular artículos muy caro o incluso boletos de avión; abrir cuentas bancarias o pedir préstamos; incluso pueden darse de alta en el SAT para dar de alta empresas y así defraudar a otras personas.

Desafortunadamente los afectados se enteran hasta que el banco les llama para notificarles que están atrasados con los pagos o lo que es mucho peor, mientras se investiga el asunto el proceso puede tardar años, además se tienen que pagar los créditos para evitar la afectación en el historial de crédito, hay casos donde los delincuentes abren cuentas de depósito para recibir dinero proveniente de actividades ilícitas, que posteriormente retiran el efectivo y es cuando ya involucraron a las víctimas en problemas con la ley.

Otro delito que los ladrones de identidad perpetran es el de utilizar las identificaciones e información de la víctima cuando la policía los detiene o las acusa de algún crimen o delito, cuando quieren obtener tratamientos médicos, rentar una casa o hasta para obtener un empleo.

El robo de identidad no solo puede causarnos un posible impacto económico, sino que también puede tener repercusiones legales mientras se investigan los sucesos.

El primer método es el robo o pérdida de documentos personales, quien tenga en su poder tus documentos podrá realizar un robo de identidad con tus datos, hay ocasiones donde los delincuentes llegan a buscar entre la basura información personal o financiera como estados de cuenta o tarjetas expiradas.

Hay que tener cuidado con llamadas telefónicas falsas, cuando dicen hablar de tu banco para confirmar información, esto jamás lo hará un banco pues los datos los tienen en sus bases de datos, muchos tarjetahabientes caen en la trampa y revelan sus datos personales.

El skimming es un método en el que se copian los datos grabados en la cinta magnética de una tarjeta ya sea de crédito o de débito, actualmente la mayoría de los plásticos tienen chip y algunos combinan el uso del chip con el NIP, por lo que los defraudadores ya casi no realizan esta práctica y se concentran más en los datos que les permitan hacer compras online.

Los robos de información de clientes en negocios son más comunes de lo que podemos creer, sucede cuando compramos en algún sitio de comercio electrónico, la información de nuestros medios de pago pudieran estar almacenados en una base de datos que puede ser vendida ilegalmente o hackeada remotamente.

Los defraudadores siempre están tratando de reunir piezas de tu información personal, utilizando herramientas informáticas como el malware virus o software espía instalado en tu pc o celular. También captan información personal a través de correos electrónicos falsos o atacando directamente tu computadora.

El robo de identidad es un delito al que estamos expuestos.

En Wini te damos estos consejos útiles para protegerte contra el robo de identidad y así reducir la probabilidad de que seas una víctima más:

1. Destruye estados de cuentas y plásticos antes de tirarlos a la basura.

2. Activa las alertas tanto en tus tarjetas de crédito, de débito y tus cuentas de ahorro, así te enteraras de cualquier transacción que se realice con tus cuentas y podrás reaccionar rápidamente.

3. Activa también tus alertas del buró de crédito, para estar al tanto de las consultas que se hagan a tu historial, en caso de que alguien más intente tramitar un crédito a tu nombre. El buró de crédito cuenta con un servicio llamado “Alértame”, sin costo para que lo contrates.

Puedes solicitar en el sitio www.burodecredito.mx por un costo trimestral de 58 pesos el bloqueo de la consulta a tu historial de crédito, durante este tiempo puedes activarlo y desactivarlo en caso de solicitar un crédito.

5. No proporciones los datos de tu tarjeta de crédito o débito en sitios de comercio electrónico desconocidos, abre una tarjeta de prepago, utiliza PayPal o tramita aquí una tarjeta de crédito con una línea pequeña exclusivamente para este propósito.

6. Desconfía de llamadas de tu banco en donde te piden datos personales, que se supone están en su poder y no hagas clic en correos electrónicos donde te avisen bloqueo de tus cuentas o transacciones ficticias. Ante la duda llama a tu banco y verifica la autenticidad de estos contactos.

7. Si tu credencial de INE tiene tu dirección eso implica un riesgo, te recomendamos no cargarla todos los días y utilizar una licencia de automovilista como identificación, cuando tramites tu INE elige que no muestre tu dirección completa y si la pierdes o te la roban repórtala inmediatamente, la denuncia puede ser una prueba importante en caso la usen en un delito o fraude.

Si has sido víctima del robo de identidad, acude a la CONDUSEF para que te asesoren y ayuden legalmente con el protocolo para realizar los reclamos ante los bancos y las sociedades de información crediticia.

Suscríbete a nuestro blog y cuéntanos si has sido víctima de este delito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *