Categorías
Finanzas Personales

Préstamos personales

Los préstamos personales son una forma de financiación que utilizamos para poder llevar a cabo un proyecto. También para hacer compra de propiedades que resulten de importancia para nuestras vidas

Los préstamos personales son una forma de financiación que utilizamos para poder llevar a cabo un proyecto. También para hacer compra de propiedades que resulten de importancia para nuestras vidas; hay veces que personas por no estar familiarizados con estas herramientas caen en la quiebra. Por esa razón te damos algunos consejos que debes saber antes de acceder a un préstamo.

Los intereses en los préstamos

Los préstamos personales no es dinero de gratis ni mucho menos; estos generan unos intereses que son la ganancia del prestamista. Es importante entender los términos y condiciones de estos intereses; los contratos deben decir que los intereses son sobre el valor absoluto en deuda, es decir solo se puede hacer la tasa de interés sobre el dinero que se debe en el momento.

Jamás se puede aceptar un préstamo que calcule el interés sobre la deuda total, estos siempre los disfrazan con tasas muy bajas; pero al primer error que cometas te envían a la quiebra.

También ten en cuenta lo que diga el Banco Central de México en las tasas de intereses por tiempo; siempre los bancos respetan estas normativas. Las mismas te las debe decir la persona que trabaja en el mismo banco en el caso de que no la sepas; siempre tendrás el derecho de dirigirte hacía la asesoría financiera del mismo banco para que junto lleguen a un potencial acuerdo adaptado a sus posibilidades.

¿Cómo encontrar los mejores intereses en préstamos personales?

Los préstamos personales en primer lugar tenemos que investigar las disposiciones que cada banco tiene; todos los bancos hacen estos intereses una oferta pública. Hoy en día puedes conseguir esa información a través de los portales de los bancos; antes tenías que dirigirte uno a uno para llegar a conseguir la mejor de las ofertas.

Ciertamente tendremos que leer todas las condiciones de un préstamo. Normalmente sucede que ni sabemos a qué se refieren algunas palabras técnicas que encontramos en los mismos o no entendemos el texto en sí. Para explicarte bien lo mejor será pagar un asesor personal que lleve contigo la lectura y verificación de los términos del mismo; para el detallar que en el contrato está todo en regla y que de ninguna forma podrás salir perjudicado o estafado por un préstamo bancario.

Recordemos que a veces lo mejor no es lo correcto. Por esa razón más allá de recibir bajos intereses tenemos que observar cuales son las condiciones del banco y colocar en contrapeso aquello que podamos perder.

¿Cómo ayuda la calculadora de préstamos personales para ahorrar dinero?

Las calculadoras de préstamos personales son software que nos ayudan a entender los montos que estamos pagando por un préstamo. Ciertamente no es lo mismo los intereses generados en unos préstamos de 1 año a uno de 5 años.

Por esa razón esta calculadora juega un papel importante, sucede que podemos tomar en cuenta cuales son los valores que nosotros estamos pagando mensualmente en intereses con las mismas. De esa forma nos ayudan a entender de qué manera podemos distribuir el tiempo para pedir un préstamo que nos permita bajar los intereses a un monto deseado.

Por esa razón este software es muy popular hoy en día y es parte esencial de cualquier economista; en el podemos tener en cuenta el monto sobre los intereses en el tiempo y de allí también elegir una tasa que nos permita ahorrar o que no consuma todo el valor neto de nuestros ingresos mensuales.

Estar seguro de cómo vas a pagar

Nunca seas un aventurero y pidas un préstamo personal hipotecando tu casa por algo que no tengas idea de si va a ser rentable. Recuerda que solo el 10% de los emprendimientos son rentables. Por eso razón debes estar seguro que vas a pagar el monto de la deuda generada, con alguna entrada constante de capital.

Si no estás seguro en esto entonces no pidas ningún tipo de crédito ni tarjeta de crédito porque si tus planes fallan lo que harán los bancos es llevarte a la ruina para cobrar.

Ventajas y desventajas de no tener la misma cantidad de entradas de dinero mensualmente

No tener la misma cantidad de entradas al mes nos ayuda de cierta forma a mostrar lo que los bancos llaman flujo. Especialmente bueno si este va en subida. Pero malo si este va en bajada; normalmente los emprendedores y empresarios tienen estos niveles de crecientes y decrecientes en especial dependen de la época en la que se trabaja.

Por ejemplo, imaginemos que somos dueños de una librería. Notaremos un alza de nuestras ventas en el momento que inician las clases; por lo cual no sería una mala idea en ese momento pedir un crédito para tener más mercancía. Pero sucede que se nos ocurrió la horrible idea de pedirlo cuando las clases terminaron; lo que ocasionamos fue una mala decisión porque es muy probable que hacer un movimiento de este estilo en ese momento del año no era lo mejor para nosotros.

La gran ventaja que tenemos es las temporadas, al momento de las temporadas es que necesitas fuerza y pedir un crédito es buena idea.

La gran desventaja es cuando no hay temporada y si pedimos un crédito puede que sea una acción muy riesgosa. Por lo tanto, lo mejor es pedirlo en temporada y hacer el mayor esfuerzo para pagarlo una vez no llegué la utilidad.

No arriesgues más de tu capacidad para pagar

Hay muchos seres con espíritu aventurero que se toman esto a la ligera y creen que pueden hacer lo que hacen y mucho más. Pero recuerden que el mundo de las finanzas más allá de ser un apoyo es una responsabilidad; de hecho, no hay nada que firmemos que no lo sea y aquí es más porque vamos recibir dinero de un ente el cual está más que defendido.

A que quiero llegar, a que en caso de no pagar sí que vas a perder. Es decir, es más probable que pierdas más de lo que te dieron, por esa razón hay que ser precavido e inteligente cada vez que vamos a pedir un crédito. Hay que saber si en los próximos meses tenemos compromisos de ventas suficientes como para pedir el dinero que solicitemos.

También hay que entender que un crédito personal jamás puede ser una necesidad, jamás hay que usarlo para pagar, aunque sea un caso de vida o muerte, hay que buscar otra opción.

Un caso muy repetido es que una persona hipoteque su casa para atender los medicamentos de un familiar enfermo. La historia se pone peor, el familiar es probable que empeoré o que mejore es verdad, sea cual sea el resultado es mejor que busques otro mecanismo. Porque sucede que cuando estamos en momentos de crisis menos fondos tenemos disponible y sucede que puede ser que perdamos la casa por esta situación y ha sucedido muchas veces.

Jamás pedir un crédito para pagar

Un error muy común de los que piden créditos es pedirlos para pagar otra deuda. Esto lo que genera es un fenómeno circular, lo que haces es volver mayor la cantidad de dinero que debes pagar. Sino pagaste antes que debías menos, no vas a pagar cuando debas más.

Si estas en esta situación lo mejor puede ser vender la propiedad la cual hipoteca el préstamo. De esa manera podrás solventar tu deuda sin cometer un error mayor, que obligue no solo a que te despojen de ella, sino que hasta pueden abarcar otros vienes si no es suficiente para la deuda.

Seas persona o empresa lo mejor es hacerte de tus activos para pagar en vez de ir a un escenario de deuda mayor. En caso de que tengas una deuda muy grande lo mejor es llegar a un asesor de bancarrota para que el mismo te ayude a solventar tus responsabilidades.

Jamás pedir préstamos para proyectos con alto riesgo de fracaso

Si vas a pedir un préstamo personal olvida el instinto aventurero. El banco te va a preguntar qué vas a hacer con él y cuando escuche tus intenciones vas a tener que hipotecar algo de seguro. Esto porque estas metido en una inversión de alto riesgo, para los banqueros es como que te has metido a jugar una apuesta en un partido de futbol.

Si este es el caso busca asesoramiento para que el proyecto pueda ir bien y tener seguridad de que al fracasar tendrás como pagar. 

Recuerda que es mejor abstenerse que perder, no haber intentado algo quizás sea la razón de que no ganes. Pero debes de pensar ¿y si pierdes?, lo mejor es tener un trabajo estable que nos permita pagar el préstamo en caso de que perdamos en nuestro proyecto o que no empiecen como pensamos.

Otra opción muy común es disponer de préstamos personales que puedan representar una parte del pago. A esto se le llama fondo de emergencia, en caso de que la situación vaya muy mal es bueno tener consigo ahorros por varios meses de préstamo. De esta manera te aseguras tener un tiempo para dar la respuesta a los próximos meses y encontrar la forma de seguir pagando el préstamo personal.

Desventajas de los créditos a largo plazo

Si algo les gusta los bancos es que pidas mucho plazo, en México mientras más años pidas mayor será la tasa de interés. Por esa razón terminarás pagando dos veces la propiedad que quieras comprar. Visualiza si posees opción para horrar este capital y con el tiempo poder pedir créditos de menor denominación.

Sin dudas creo que los créditos personales de este tipo no le convienen a nadie y que, aunque te den una vivienda, terminan esclavizando a la persona y haciendo de su vida. Por eso lo mejor en este caso es buscar planes de ahorro y esperar un poco más.

Un crédito a largo plaza también es una clara desventaja porque es muy difícil hacer un plan a esos tiempos. No sabemos qué pasará durante los años y que circunstancias difíciles podemos llegar a vivir. Quizás lo que hoy es bonanza mañana no lo es tanto, no quiero decir que nos van a pasar cosas malas solamente hay que estar consciente de que estas cosas pueden pasar.

Sin embargo, puede que las circunstancias sean idóneas para aceptar un crédito personal a largo plazo, aun así, lo mejor es evaluar. Hay que tener en cuenta en todo momento a partir de aceptar el crédito poder llevar de forma paralela algunos ahorros con la intención de poder dar respuesta a malas circunstancias que puedan dejar el tiempo.

Planes de ahorro y autofinanciamiento en vez de préstamos personales

Los planes de ahorro siempre serán la mejor opción, sucede que no es tan fácil tampoco porque requiere de disciplina. Pero claro que se puede hacer el autofinanciamiento de los proyectos, solo requiere de estrategia y buena visualización.

Además, frente a un banco un plan de ahorro te monta en el lado que tu deseas que es el de cobrar intereses. Los planes de ahorro por lo general te dan una tasa de interés por el dinero que alojas en el banco, esto quiere decir que el banco va a pagar un porcentaje del dinero que tengas guardado.

Eso al final es lo mejor, puedes ir llenando la billetera y cuando sea el momento poner en marcha tus proyectos, comprar una casa o un carro sin tener que estar esclavizado 25 años por la decisión de tomar un crédito a largo plazo.

Lo que sucede es que en el ámbito de la economía una casa es una inversión. Pero es personal lo que representa un gasto al igual que un carro, que son las razones más comunes de un crédito personal a largo plazo. Esto significa que ninguno de estos activos te va a reincorporar dinero solamente gastos; aunque podemos decir que el carro sí que lo puedes usar para hacer trabajo y trasladarte para hacer una acción comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *