Categorías
Finanzas Personales

¿Necesitas dinero para comprar el regalo a mamá? Te decimos cómo pedir un crédito rápido en Internet

El amor de mamá es: infinito, incondicional y no tiene precio, aún cuando este Día de la madre sea diferente a lo acostumbrado, no hay excusa para no hacerla sentir especial.

¿Necesitas dinero para el regalo de tu mamá?

Todas las mamás son las mejores del mundo, las mejores enfermeras, chefs, psicólogas, maestras o choferes, ellas están al pendiente de todo y de todos. El amor de mamá es: infinito, incondicional y no tiene precio, aún cuando este Día de la madre sea diferente a lo acostumbrado, no hay excusa para no hacerla sentir especial.

¡Mamá lo merece todo! Pero si no tienes dinero, los préstamos personales son la solución cuando necesitas dinero.

Te decimos como solicitar un crédito rápido por Internet desde la comodidad de tu hogar.

Debido al confinamiento muchas empresas y tiendas departamentales han lanzado ofertas a través de la web, así que no tienes pretextos.

Un préstamo puede ayudarte cuándo necesitas dinero, pero antes de solicitarlo revisa qué tipo de crédito o préstamo te conviene.

Con un préstamo personal puedes desde pagar algunas necesidades básicas o deudas, hasta compras de placer, vacaciones o el regalo de mamá.

El crédito te da la capacidad de obtener productos y servicios pagándolos en el futuro. Los prestatarios o deudores pagan un interés por usar el crédito, en ocasiones se pueden agregar costos extras y multas en caso de impago.

Las entidades de crédito cobran un interés por el dinero prestado, así pagan a los depositantes que pusieron el capital para otorgar los préstamos.

Los prestamistas cobran un interés mayor al que pagan a sus ahorradores a fin de obtener una ganancia, además del interés se cobran gastos relativos al crédito.

Existen entidades financieras intermediarias entre los prestatarios y prestamistas, pero también otorgan créditos personas, empresas, casas de crédito y almacenes con su propio capital.

Tipos de créditos

1. Crédito de consumo.

Generalmente es un financiamiento a corto plazo, por ejemplo este tipo de crédito es utilizado para adquirir; ropa, muebles, electrodomésticos, viajes y cosas en ese rubro.

2. Créditos personales.

Se usan para cubrir necesidades o gastos para saldar en un tiempo relativamente corto como pagar colegiaturas o reparar el auto.

3. Crédito prendario.

Este crédito se caracteriza por un financiamiento a mediano plazo como por ejemplo: el crédito automotriz quedando en prenda el vehículo adquirido.

4. Crédito hipotecario.

Los créditos hipotecarios se utilizan para para la compra, refacción o ampliación de casa, departamento, terreno o local para un comercio. El inmueble queda en garantía del crédito y es de largo plazo.

¿Qué se analiza a la hora de realizar y otorgar un crédito?

Antes de contratar cualquier tipo de préstamo debes analizar estos puntos:

1. El plazo.

A mayor plazo se devuelve mayor cantidad de dinero, los créditos de corto, mediano y largo plazo son por lo regular menores en sus montos.

2. Las tasas de interés.

Las tasas varían de una institución a otra, pueden ser mayores o menores dependiendo de la entidad.

3. La modalidad.

De acuerdo al riesgo los créditos son más costosos o más económicos y las entidades financieras deben analizar:

4. El carácter.

Se analiza el comportamiento que tuvo el cliente en el pago de préstamos anteriores y los reportes existentes de operaciones morosas.

5. La capacidad de pago.

Se refiere al monto de ingreso demostrable del interesado y el nivel de endeudamiento que presenta.

6 El colateral

Es la garantía accesoria ofrecida por el interesado para la obtención del crédito.

En la operación crédito-préstamo existen derechos y responsabilidades crediticias:

Derechos:

– Conocer tu información personal que figura en los informes de crédito.

– Las organizaciones deben ayudarte a entender los informes.

– Solicitar que corrijan los errores en los informes de créditos.

– Saber porque te negaron el crédito. Si te niegan un crédito por algo que figura en tu informe.

– Conocer el plazo y la tasa de interés.

Responsabilidades:

– Pagar las cuotas puntualmente.

– Comparar las ofertas de todos los tipos de créditos entre entidades.

– Tomar decisiones informadas sobre el uso del crédito.

– Guardar los comprobantes de pago y al completar el pago solicitar el pagare correspondiente.

– Verificar tus estados de cuentas mensuales para asegurarte que tus pagos sean los correctos.

– Saber de cuánto dinero dispones para afrontar las cuotas del crédito.

– Entender bien los términos del acuerdo.

– Conocer la tasa de interés y los cargos que pagas por el préstamo.

No realizar los pagos en el tiempo convenido en el contrato del crédito conduce a la morosidad. Un cliente que incumple con los pagos es registrado en el buró de crédito y agencias de crédito, así permanece en los registros hasta que se regularice el pago.

¿Qué es el buró de crédito?

El buró de crédito es una sociedad de información que recogen del comportamiento de pago de las personas dentro del mercado y colocan esos datos a disposición de sus afiliados para el análisis crediticio correspondiente.

Los datos administrados por los buros son una fuente de información que las entidades utilizan para minimizar riesgos futuros a su cartera de clientes debido al mal otorgamiento de créditos. Si el cliente no regulariza sus pagos va adquiriendo diferentes tipos de estatus en el proceso de gestión de cobro dentro del mercado, es decir, por procesos administrativos o por la gestión de abogados.

Los estados o estepas más comunes son: cliente en gestión administrativa, en gestión judicial, inhibidos o quiebra.

Cuando el sujeto de crédito atraviesa por estas etapas el costo de volver a ser considerado un cliente de bajo riesgo es mayor, entonces se debe analizar la capacidad de pago con que se dispone, es decir, que los niveles de endeudamiento te permitan hacer frente a las obligaciones futuras.

¿Cuándo el crédito es realmente necesario?

Para evaluar la necesidad de un crédito se puede hacer un análisis de prioridades y de esa manera evaluar si se toma el préstamo.

Una vez analizada la necesidad del crédito debemos hacer un listado de los costos que generara el mismo, es importante conocer todos los costos asociados al crédito, además de la tasa interés y el plazo al que está sujeto el mismo.

Independientemente del crédito que solicitemos lo importante es nunca pedir un crédito que no estemos seguros de poder pagar.

Los créditos rápidos por Internet son pensados para quienes necesitan cantidades moderadas de dinero y son conocidos como créditos rápidos o préstamos online.

Se utilizan para hacer frente a cualquier imprevisto o para un proyecto que no necesita grandes inversiones.

El proceso para conseguir un crédito rápido por Internet es muy sencillo, solo hay que tener un dispositivo con conexión a internet.

¿Cómo solicitar un crédito rápido en Internet cuándo necesitas dinero?

1. Entra a www.wini.mx y elige el producto o servicio que quieras.

2. Llena el cuestionario con tus datos personales. Tus datos están seguros, además te evaluamos al instante y podrás ver tus ofertas de préstamos.

3. Elige una oferta y completa tus datos.

4. Recibe el dinero prestado en tu cuenta bancaria.

¿Necesitas dinero?
Si necesitas dinero ¡Obtén ahora mismo tu préstamo en línea!

Tienes algún imprevisto, un viaje planeado, necesitas unas vacaciones, tienes en mente un proyecto o negocio, pero no tienes dinero, no importa, en Wini siempre tenemos el mejor préstamo para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *