Categorías
Estilo de vida

Beneficiarios de cuentas bancarias

Son aquellas personas que podrán solicitar el dinero de una determinada cuenta cuando el titular original de la misma fallezca. De tal modo que hasta que el momento ocurra, el mismo no tiene ningún poder sobre la cuenta antes mencionada.

Los beneficiarios de cuentas bancarias son aquellas personas que podrán solicitar el dinero de una determinada cuenta cuando el titular original de la misma fallezca. De tal modo que hasta que el momento ocurra, el mismo no tiene ningún poder sobre la cuenta antes mencionada.

Con regularidad, las personas ponen en dicho puesto a los seres más importantes en su círculo familiar (conyugues, hijos, padres o demás relaciones similares). Asimismo, no cualquiera puede representar dicho cargo, ya que la suma final que puede existir en la cuenta de una persona cuando fallece puede ser realmente grande y perjudicar a los familiares.

Por ejemplo, si un empresario escoge como beneficiario bancario a su pareja informal, pero a través del tiempo hubo un corte en esta relación y el mismo estableció su vida con otra persona. Pero nunca hizo el cambio de beneficiario bancario, puede surgir un sinfín de inconvenientes. 

Esto gracias a que, la persona directa con el derecho a recibir el monto es aquella pareja que actualmente ya no representa nada para el difunto propietario. Por lo cual, si la misma mantiene malos términos con la nueva familia del personaje, muy probablemente se torne un ambiente poco grato para ambas partes.

¿Para qué sirve tener un beneficiario bancario?

El beneficiario bancario sirve como un aspecto que garantiza que en el momento en que un titular fallezca el dinero almacenado en su cuenta pueda ser retirado. Evitando así, conflictos que puedan surgir entre la entidad y los familiares cercanos que deseen retirar dicho efectivo.

Incluso no solamente hablamos de un beneficio monetario, ya que hay además ciertos negocios que hacen un determinado número de clientes bajo intermediación del banco cuyas propiedades, activos, inversiones a corto y largo plazo y entre otros comercios, pueden ser solicitados por el beneficiario en cuestión.

Además, cabe destacar que es de suma importancia mantener la información general del usuario delegado actualizada. Ya que, si el mismo cambia su número telefónico o su dirección, puede ser muy complicado que el banco lo contacte para informar que en la cuenta del fallecido hay un monto que debe ser trasladado o retirado eventualmente.

¿Es muy complicado designar como beneficiario de cuentas bancarias a una persona?

Esto puede variar enormemente, ya que en algunos casos las entidades bancarias exigen una gran variedad de requisitos para poder concretar la validación del beneficiario de cuentas bancarias. Por lo cual, muchas personas se abstienen a hacer el proceso.

Por ejemplo, para el caso de aquellos usuarios que quieren seleccionar a sus hijos adoptivos (no de sangre). Hay una serie de documentos como el acta de adopción, el registro de bautizo (en caso de que los padres posean religión católica) y entre otros los cuales sirven como constancia para asegurar que el titular no va a presentar problemas a largo plazo.

Así como el ejemplo antes mencionado, hay una gran cantidad de casos que suelen originar problemas y los cuales se extienden enormemente. Incluso, normalmente son causados por un deficiente proceso de designación hacia el beneficiario bancario.

Por eso, la mayoría de entidades bancarias solicitan la suficiente cantidad de documentos que les garantice evitar en lo posible este tipo de inconvenientes. Ahora bien, si tampoco realizas el proceso de delegación es muy probable que surjan problemas al momento de tu fallecimiento.

Lo más recomendable siempre es anticiparse a los hechos y seleccionar un beneficiario bancario a la brevedad posible. Ya que, al hacerlo, evitarás problemas tanto al banco como a la persona la cual quieres que sea beneficiada posteriormente al momento de tu muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *